Programa de Educación Financiera del Servicio de Cesantía de la Policía Nacional

El Servicio de Cesantía de la Policía Nacional pone a disposición de sus socios policiales y usuarios en general, el Programa de Educación Financiera (PEF).

Nuestro objetivo es convertirnos en un apoyo para la formación de sus conocimientos en el campo financiero, asesorarle sobre los deberes y obligaciones que debe cumplir un usuario financiero, y capacitarle sobre cómo controlar oportunamente sus finanzas.

Para ello, hemos construido este programa de educación virtual/interactiva que le brindará conocimientos claves sobre la importancia de la planificación financiera, los tipos de productos y servicios que puede ofrecerle una entidad bancaria, y el manejo adecuado de los nuevos canales electrónicos que se ofertan.

Diríjase al Módulo I para continuar con este programa.

1.1. ¿Qué es la planificación financiera?

1.2. El sobreendeudamiento

El sobreendeudamiento

El sobreendeudamiento es la acumulación de deuda que no puede ser pagada con el nivel de ingresos actual y esperado. También puede considerarse cuando el pago de la deuda supone una reducción del nivel de vida.

 

Por ejemplo, una reducción abrupta de los gastos o la venta de un activo o bien, ya sea de forma definitiva o para adquirir otros de menor gama.

 

Los eventos inesperados también juegan un rol importante. Podría suceder, por ejemplo, la pérdida de empleo o desmejora, gastos médicos imprevistos, el fallecimiento o nacimiento de un familiar, o el aumento de tasas de interés.

Consejos para mantener las finanzas sanas

1.3. ¿Qué son las finanzas personales?

¿Qué son las finanzas personales?

El ser humano tiene diferentes necesidades y aspiraciones a lo largo de su vida. Este hecho tiene una relación directa con la forma en la que una persona maneja su dinero.

 

No obstante, independientemente del momento del ciclo de vida en el que se encuentren, todas las personas tienen la responsabilidad de planificar sus finanzas para garantizar que sus necesidades y las de su familia puedan ser cubiertas.

 

Planificar las finanzas personales implica conocer con exactitud los ingresos con los que se cuenta, llevar un control de gastos, priorizar las necesidades, establecer un plan de ahorro para alcanzar metas a largo plazo, usar el crédito adecuadamente, entre otros.

Relación entre ingresos y egresos

El ingreso y egreso son términos opuestos en la contabilidad. Mientras que el primero representa una entrada de dinero, el segundo hace referencia a una salida. Para entenderlo mejor, el ingreso significa un aumento en el patrimonio de una persona natural o jurídica. En cambio, el egreso es una reducción del mismo.

 

Ingresos: Entendemos por ingresos a todas las ganancias que se suman al conjunto total del presupuesto de una entidad, ya sea pública o privada, individual o grupal. En términos generales, los ingresos son los elementos tanto monetarios como no monetarios que se acumulan y que generan como consecuencia un círculo de consumo-ganancia.

Egresos: Los egresos aluden a los gastos y a las inversiones. Mientras hay más gasto, se aumentan las pérdidas o se disminuye el beneficio. El gasto supone un desembolso financiero, ya sea movimiento de caja o bancario. El pago de un servicio (por ejemplo, de conexión a Internet) y el alquiler de un local comercial son algunos de los gastos habituales que forman parte de los egresos.

La buena costumbre de ahorrar

Ahorrar es destinar parte de los ingresos a una inversión futura para alcanzar una meta e incluso para solventar imprevistos. Precisamente, por estos atributos el ahorro es tan valioso. Además, ahorrar es un hábito que fortalece la voluntad y promueve la responsabilidad en el manejo de los recursos. Cubrir necesidades futuras, generando beneficios como pagar la educación universitaria o realizar un viaje familiar. Solventar imprevistos, por ejemplo, afrontar los gastos causados por un accidente o una enfermedad. Hay cuatro puntos clave para generar ahorro que son

 

  • Fijar una meta, sea a corto, mediano o largo plazo, dependiendo el objetivo.
  • Analizar ingresos y gastos de forma clara. 
  • Definir el monto para ahorrar, recomendando sea mínimo el 10% del ingreso mensual.
  • Investigar sobre los servicios financieros que generen mayor rentabilidad y beneficios.

Productos y servicios financieros

Tipos de créditos financieros

Crédito de consumo

Los créditos de consumo son préstamos que están destinados a satisfacer necesidades personales. Por lo general, las personas piden un crédito de consumo para financiar los muebles de la casa, hacer un viaje, comprar electrodomésticos, festejar una boda o un cumpleaños, entre otras cosas.

 

En el contrato, algunos de los datos del préstamo personal que aparecen obligatoriamente son:

 

  • Tasa anual: corresponde a la cantidad prestada y es el costo total del préstamo expresado en porcentaje, teniendo en cuenta comisiones, gastos administrativos, etcétera.
  • Tipo de interés nominal: aplica solo en el caso de que no se establezca la tasa anual, con sus gastos correspondientes.
  • Importe: la suma prestada.
  • Número de cuotas a pagar.
  • El importe de las cuotas (si son todas iguales o varían).
  • Periodicidad de pago (semanal, mensual, bimestral, etc.).
  • Constitución de garantías, penalizaciones y otros gastos que se pueden aplicar.

Crédito comercial

El crédito comercial es un monto pre-aprobado de dinero, emitido por un banco para una empresa, al cual puede acceder en cualquier momento la compañía prestataria como ayuda para cumplir con las diferentes obligaciones financieras que tenga.

 

Se utiliza comúnmente para financiar operaciones habituales del día a día y con frecuencia se devuelve su pago una vez que se tenga de nuevo disponibilidad de fondos. El crédito comercial se puede ofrecer tanto en una línea de crédito renovable como no renovable.

 

El crédito comercial es una línea de crédito que se ofrece a las empresas y que puede ser utilizado para pagar gastos operativos inesperados, cuando no se tiene efectivo disponible, funciona de manera similar a una tarjeta de crédito: se tiene un límite de crédito contra el cual se pueden ir retirando fondos.

 

Por esta razón, un crédito comercial es visto como una gran opción de préstamo para prestatarios que tengan requerimientos de capital eventuales e impredecibles.

Crédito de vivienda

Es un préstamo a mediano o largo plazo que se otorga para la compra, ampliación, reparación o construcción de una vivienda, compra de sitios, oficinas o locales comerciales.

 

En este caso, la propiedad adquirida queda en garantía o "hipotecada" a favor del Banco para asegurar el cumplimiento del crédito. Por eso este crédito lleva esa denominación.

 

Sin embargo, también un crédito hipotecario puede ser otorgado "para fines generales", es decir, para utilizar el dinero en los proyectos que el cliente que recibe el préstamo desee llevar a cabo.

 

En este caso, también se utiliza un bien inmueble para ser hipotecado y quedar como garantía del pago del préstamo recibido.

 

Los plazos a los cuales se otorgan estos créditos son de varios años, lo cual debe ser informado dentro de las características del crédito, junto a los otros costos y tasa de interés asociadas.

Microcrédito

El microcrédito es un tipo de préstamo de pequeña cuantía y corta duración que se concede habitualmente a personas con un bajo nivel de recursos, no tienen avales y, por tanto, son excluidas de la banca tradicional.

 

Los microcréditos están dirigidos a personas que no pueden solicitar un préstamo por los  sistemas tradicionales, como serían los bancos, por no cumplir con los requisitos que se exigen.

 

Consisten en préstamos de una cuantía reducida y de corta duración enfocados a impulsar a esos emprendedores, que teniendo un proyecto empresarial carecen del capital necesario, o bien a solucionar pequeños imprevistos de las economías familiares.

Tarjeta de crédito

La tarjeta de crédito es, en sí misma, un instrumento que permite hacer uso de un servicio ofrecido por las instituciones bancarias denominado línea de crédito preaprobada. Una línea de crédito es un préstamo permanente que una persona o empresa tiene disponible para realizar los consumos que considere, sin utilizar dinero en efectivo.

 

Estos consumos no se debitan automáticamente, sino que deben ser cancelados al final de un plazo de tiempo determinado, usualmente de 30 días y disponen de 15 días adicionales para realizar el pago.

 

Una tarjeta de crédito permite al usuario acceder a planes de financiamiento, es decir, que lo que consume puede pagar también en cuotas mensuales de acuerdo a lo pactado con el establecimiento donde realizó la compra, no se debita automáticamente de su cuenta de ahorros o corriente.

 

Hacer buen uso de este servicio financiero requiere de gran responsabilidad, planificación y control de los gastos, ya que un manejo no adecuado puede generar sobreendeudamiento.

Canales electrónicos

Delitos informáticos

Skimming

Se denomina Skimming al robo de información de tarjetas de crédito utilizado en el momento de la transacción, con la finalidad de reproducir o clonar la tarjeta de crédito o débito para su posterior uso fraudulento. Consiste en el copiado de la banda magnética de una tarjeta (crédito, débito, etc).

 

Los escenarios comunes en los que se realiza skimming es en restaurantes, bares, gasolineras o en cajeros electrónicos donde un cómplice del criminal está en posesión de la tarjeta de crédito de la víctima o en un lugar en el que se ha instalado un dispositivo que puede copiar la información.

 

En el caso de un cajero automático, el autor del fraude pone un dispositivo a menudo en combinación con una microcámara que graba el código PIN (Código de seguridad) del usuario.

 

Es difícil que el titular de la tarjeta detecte el skimming, pero es bastante fácil de detectar para el emisor de la tarjeta con una muestra lo suficientemente grande. Por lo general, alguien en un cajero automático o en un local comercial utiliza un pequeño dispositivo para copiar y robar datos de la banda magnética de una tarjeta de crédito o de débito. Esa información se coloca sobre una tarjeta falsificada y se utiliza para hacer compras fraudulentas.

Phishing

El phishing es una técnica de ingeniería social que emplea el envío masivo de correos electrónicos (spam) en nombre de una entidad bancaria, con la finalidad de obtener datos personales y financieros (principalmente aquellos asociados a claves de acceso), o de redirigir a los usuarios a una página web falsa de la entidad donde estos tengan que depositar sus datos.

 

Suelen solicitar al usuario, con carácter de urgencia, la confirmación o el envío de determinados datos bajo la excusa de problemas técnicos, cambios en la política de seguridad, detección de posibles fraudes, promociones o concursos.

 

La finalidad del phishing es utilizar la información recabada para realizar compras por internet, transferencias bancarias o retiros de efectivo a nombre de la víctima del fraude.

Métodos de prevención

Conozca la forma de prevenir

  • Asegúrese de que sus dispositivos móviles están actualizados.

 

  • En los ordenadores portátiles, es importante cifrar la información sensible almacenada en el disco duro.

 

  • Cierre todas las sesiones cuando termine de usar el ordenador y haga una copia de seguridad de ordenador antes de salir de viaje.

 

  • Active una cuenta de correo electrónico exclusiva para las vacaciones, para evitar comprometer la cuenta habitual en caso de ataque.

 

  • Haga copias de seguridad de la información personal que se lleve de vacaciones.

 

  • Active la protección antirrobo en tus dispositivos, instale alguna solución de seguridad que incluya protección antirrobo. Esto le permite localizar al dispositivo, bloqueado o, si fuera necesario, ejecutar un borrado de datos.

 

  • Use antivirus, además de protección antimalware, es conveniente que la solución antivirus incluya protección web en tiempo real y filtro antispam.

Glosario

Glosario financiero